¿Esos zapatos que tanto te gustan te han empezado a quedar pequeños? ¿Quieres saber cómo agrandar unos zapatos que ya han cedido bastante? Hoy te traemos algunos consejos y trucos caseros que te ayudaran a no perder zapatos que se agrandaron.

El calzado, con el tiempo y uso, puede tanto ceder tallas agrandándose, como comprimirse perdiendo tallas. Esto dependerá del material de fabricación del zapato. Hoy nos ocuparemos de aquellos zapatos que con el tiempo se encogen.

Pero, ten en cuenta que estos mismos trucos, serán igualmente útiles para zapatos nuevos, que aun aprietan en los pies. Por otra parte, al ser caseros, estos consejos resultan muy sencillos y económicos de realizar.

Cómo agrandar unos zapatos.

Humedecer papel periódico.

Este truco lo aplicaban ya antes los abuelitos y abuelitas en su calzado. Y a pesar del tiempo sigue siendo tan útil como en aquel entonces. Moja algunas hojas de periódico, y colócalas dentro del zapato. Cuidándote siempre de que mantengan la forma.

Cuando este relleno, déjalo secar en un espacio aireado. Finalmente, retiras el papel seco y te pruebas los zapatos. Si aún no han cedido lo suficiente, repite el proceso. Este truco sirve para todo tipo de calzado.

Congelar los zapatos por una noche.

En este caso, luego de rellenar tu calzado con el papel periódico, colocas los zapatos en el congelador. Algunas personas sustituyen el periódico húmedo por calcetines gruesos. No te recomiendo este truco para zapatos de material delicado o muy costosos. Para esos hay técnicas más adecuadas. Funciona sobre todo, en telas, cuero y algunos materiales deportivos.

  Cómo quitar el sudor de los pies y el mal olor

Otra opción es que metas una bolsa, bien cerrada, con agua dentro de cada uno de los zapatos. Preferiblemente, llénala hasta casi 1/3 de la bolsa y colócala dentro del calzado, déjalo reposar durante la noche dentro del congelador. A la mañana siguiente sácalos y descongélalos por 20 minutos antes de intentar sacar la bolsa de agua. Si aún no han cedido lo suficiente, tendrás que repetir el procedimiento.

Cómo agrandar unos zapatos.
Con estos trucos sobre cómo agrandar unos zapatos, tus pies dejarán de sufrir en muy poco tiempo.

Secador para ensanchar el cuero.

Para agrandar los zapatos de cuero, lo primero será que uses los zapatos con dos pares de medias puestas. Puedes humedecer un poco los calcetines si lo deseas, para suavizar el cuero mientras cede. Luego calienta un poco con un secador las partes donde te aprieta el calzado. Ayúdate con los pies, empujando desde adentro para hacer ceder el cuero a la comodidad de tus pies. Evita calentar mucho las zonas con pegamento o se despegará.

Cuando se enfríe el calzado, cámbiate los calcetines gruesos por un par como el que usarías normalmente con el zapato. En caso de ser tacones, te colocas medias tobilleras para probar si ya han cedido suficiente y reafirmarlos. Repite el proceso si es necesario. Al terminar, pule el cuero con betún, preferiblemente neutro. Esto protegerá la piel del calzado, devolviendo la humedad natural al cuero.

  ¿Qué Zapatillas Ponerse en Verano?

Utiliza un poco de alcohol.

Este truco es muy sencillo también. Solo requiere que mezcles medio vaso de agua con medio vaso de alcohol etílico. Necesitarás además algunas hojas de papel, preferiblemente papel blanco, para evitar teñir los zapatos.

Coloca la mezcla de agua y alcohol en una botella atomizadora. Luego, rocía bien el calzado por dentro con la mezcla. Cuando hayan quedado suficientemente húmedos, haz pelotitas con el papel blanco y colócalas dentro de cada zapato. Los dejas reposar toda la noche y a la mañana siguiente los usas durante un rato para que vayan amoldándose a los pies.

Líquido, ensanchador y gamuza.

En algunos casos, resulta más recomendable, utilizar un líquido especial para estirar zapatos. Lo puedes conseguir en tiendas de calzado y zapaterías. Es recomendado sobre todo en calzado delicado o de material especial. Como gamuza, patente (por dentro) y pieles delicadas, entre otros. Puedes combinar el uso del líquido con los trucos anteriores.

En el caso de la gamuza, humedece la parte exterior del calzado con este líquido, sobre todo las zonas que te aprietan. Coloca dentro del zapato un estirador de botas. Puede ser de madera o metálico. Le das unas 4 vueltas y listo. Luego lo dejas reposar así durante la noche. En la mañana pruebas los zapatos, y repites el proceso si es necesario.

  Descubre los mejores zapatos colegiales para niños y niñas

Si no tienes el estirador, puedes recurrir a un zapatero artesano para que te haga este proceso de ensanchar una o dos tallas la gamuza.

Si tu problema es todo lo contrario,  es decir tus zapatos te quedan muy grandes, visita nuestro artículo de 6 remedios caseros para encoger zapatos, para que puedas solventar esa situación.

Estos han sido nuestros trucos sobre cómo agrandar unos zapatos. No olvides comentarnos ¿Cuál consejo te funcionó mejor? Y comparte con nosotros si conoces otros trucos para ensanchar calzado.